Se ha producido un error en este gadget.

martes, 16 de agosto de 2016

                                                              CORAZÓN HERIDO

Ya no se escuchan los acordes líricos del violín.
No hay luz en el balcón, ni jazmines, ni alelíes, solo una sombra que deambula desde hace tantas lunas, que ya ni recuerda..
Ríos salados humedecen las viejas paredes, manchas negras que se dibujan en ellas, guardando el grito ahogado del dolor y del adiós.
Jirones de un corazón que no encuentran olvido, que pasa sus largas noches sentado en el sillón rojo, que guarda celosamente el perfume de su amada y los momentos embria
gantes de pasión. Hasta el balcón comparte su dolor, resquebrajándose lentamente y dejando caer la vieja pintura, como si desgranara las palabras de amor que queman la piel.
Versos y poemas en hojas amarillas, escrito con la tinta que anhelan reencontrase bajo la luna, con los labios carmesí y la blancura de un rostro, que hechizaron en plena juventud, al hombre maduro del hoy.