Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 7 de febrero de 2015



                                                             AMIGA SOLEDAD


 Amiga recuerdas cuando en este hogar, había alegría, una mujer que cocinaba, que rezongaba con los niños, amenazando con palizas que nunca llegaban, sabrosas comidas, casa. limpia, amigos que venían a pasar el día, donde todo era alegría y felicidad. Hoy no hay gritos de niños, ni sabrosas comidas, solo hay tristeza y abandono.


Pasaron los años, los niños crecieron, se fueron lejos a estudiar, prometiendo que vendrían seguido a visitarnos. En la casa quedamos mi señora y yo, un día ella enfermo, ya no reía como siempre, su rostro estaba pálido, siempre estaba cansada, así pasaron los meses y poco a poco su cuerpo se fue deteriorando. Hasta que una mañana ya no despertó, emprendió su viaje al cielo, dejándome aquí solo, en la mas profunda de las soledades.


Los hijos llaman cada tanto, muy rara vez vienen a visitarnos dicen que tienen mucho trabajo y que se aburren  aquí.
-La pucha yo los entiendo...


El vecino pasa y me pregunta:
-¿como anda vecino?, yo le respondo,
-Bien, ¿que le voy a decir?
Que en mi hogar  ya no queda nada, que estoy siempre solo, que nadie viene a visitarme, que el único que me acompaña es mi perro fiel y mi amiga soledad. Que ya no me quedan amigos, porque algunos ya partieron, otros sus familiares los llevaron a una casa de salud y unos pocos son los afortunados que viven con sus hijos y pasean orgullosos con sus nietos.


-Los ojos me arden, debe ser la tierra, tengo un nudo en la garganta y bueno...
Lo único que me queda es calentar un poco de agua, para tomar unos mates y conversar con mi amiga soledad y mi perro fiel, que es el único que se alegra de verme.


-La pucha me queme nuevamente y bueno..., otra cicatriz más que me va hacer, esto me pasa por ser viejo. Pensar que yo creía que mi vejez iba a ser distinta, que estaría rodeado por toda mi familia y que disfrutaría mucho de mis nietos.


-Siéntate soledad, sillas es lo que sobran, vamos a recordar viejos tiempos, cuando yo tenia una familia, ahora soy un pobre viejo, que molesta, abandonado a su suerte y viviendo en la mas profunda de las soledades.


-La pucha, otra vez mis ojos me arden y se nublan, son cosas de viejo, ¿verdad amiga?






 



                                                           
                                                                 MIRADA DE MUJER
  


                                                  
                                                           Tu mirada tierna
                                                           que ilumina tu rostro
                                                           como los primeros rayos del sol,
                                                           borrando la tristeza,
                                                           la angustia y la soledad.

                                                          Mujer que despiertas amor, 
                                                          sueños y esperanza.
                                                          Mujer de mil miradas,
                                                          mujer de una sola mirada.

                                                          Mujer que hablas con la mirada,
                                                          con el silencio...
                                                          revelando en cada una,
                                                          tus mas grandes anhelos.

                                                         Mujer que desnudas el alma,
                                                         para aliviar el dolor
                                                         que oprime tu pecho
                                                         y así sanar tus heridas...

                                                         Mujer que desnudas el alma
                                                         en cada mirada...

                                                           

lunes, 2 de febrero de 2015

                                    Cuando emprenda mi viaje


Cuando yo emprenda el viaje final, no quiero que llores, que estés triste. Que pases horas interminables de angustia, eso no es lo que yo quiero para ti.
Quiero que me recuerdes con una sonrisa, con una mirada tierna, con brillo en los ojos.
Que mires, como si yo estuviera frente a ti, diciéndote te amo.
En realidad, lo estaré.
Porque nunca te voy a dejar sola, por siempre velare tus sueños.
Te acariciare cada día, con una suave brisa, aroma a jazmín.
Besare tu rostro en cada gota de lluvia que moje tus mejillas.
Te abrazare cada día, con los cálidos rayos del sol.
En las noches, cuando necesites verme, búscame en el cielo.
Que yo seré el lucero, el que cuidare de tus sueño e iluminare tu corazón.
Cuando tengas un problema, ve a visitarme al mar.
Sumérgete en las aguas, para que pueda abrazarte y llenarte de besos.
En cada ola te entregare mi amor.
Tu, a cambio, me entregaras tus miedos, tus angustias y todo aquello que opaque el brillo de tus ojos, para que me lo lleve a la altamar.
Donde quiera que tu vayas allí estaré, observándote, amándote.
Ya que eres mi mayor orgullo, mi mejor siembra y mi mas grande tesoro.
Por eso te amare por siempre.                       

domingo, 1 de febrero de 2015

                                                                       Vuelve primavera
                                          
                                                               Un manto de hojas secas,
                                                               hay en mi jardín.
                                                               Busco entre ellas
                                                               los besos,
                                                               las caricias,
                                                               las palabras de amor,
                                                               las noche de pasión...
                                                               Busco y busco,
                                                               pero solo hojas secas hay,
                                                               ya no quiere volver la primavera
                                                               a mi jardín.
                                                               Para así devolverme,
                                                               tu amor,
                                                               y así mi corazón
                                                               vuelve a latir nuevamente
                                                               con mas intensidad,
                                                               con mas ilusión.
                                                               Amor vuelve a mi
                                                               para que florezca
                                                              nuevamente la primavera
                                                              en mi jardín.

                                                             





                                                            MUJER DE RISOS DE ORO
                                            
                                                        Mujer de risos de oro
                                                        que bordas tu tapiz
                                                        con gotas de mar,
                                                        para aliviar el dolor
                                                       que llevas en tu corazón...

                                                       y así atenuar estigmas del pasado...

                                                       Niña mujer que bordas
                                                       bailarinas, actrices y poetas
                                                       para expresar en cada movimiento,
                                                       en cada palabra,
                                                       recuerdos de historias vividas,
                                                       que aun hoy o presionan tu pecho.

                                                       Niña mujer
                                                       que bordas minuciosamente
                                                       tus dos hermosos luceros,
                                                       que iluminan tu camino
                                                       y alimentan tu existir...

                                                       Niña mujer
                                                      que cada noche
                                                      pintas a la luna en tu tapiz
                                                      para poder dormir en sus brazos
                                                      y así aliviar el dolor,
                                                      que te causa la ausencia 

                                                      de tus seres queridos...

                                                    Descansas a la sombra del lucero


  
                                                       Cubres mi cuerpo cada noche
                                                       Con un manto estrellado
                                                        y besas mi rostro,
                                                         en cada gota de roció......

                                                       Sigilosa visitas mis sueños
                                                       para contarme historias
                                                        y susurrarme al oído
                                                        mil te quiero
                                                      ¿Quien tiene la osadía
                                                        de decir que te fuiste?
                                                        si tu eres, lo mejor de mis sueños

                                                        que acaricia mi rostro
                                                        con la luz del lucero
                                                        y tu mano peregrina...